Los vehículos de Google Street View llegan a República Dominicana
December 24, 2018
“Falta de dinero” hace caer ventas agropecuarias
December 24, 2018

Marcela Gándara y Lilly Goodman: ¡extraordinarias!

Las sublimes voces de las artistas cristianas la mexicana Marcela Gándara y la dominicana Lilly Goodman se fusionaron el pasado viernes, en una noche de exaltación al Creador, donde miles de personas se sumaron al fluir de las alabanzas que estremecieron el Palacio de los Deportes en el concierto “Una noche para Cristo” durante casi cinco horas.
Marcela Gándara no tuvo presentación, solo bastaron los acordes de su primera canción “Cascada” para que el público la recibiera de pie, entre gritos y aplausos a las 8:38 de la noche, a lo que ella ripostó con un “buenas noches, ¿Cómo están?, para seguir con su pop rock en los temas “Contigo quiero Caminar” y “Algo Nuevo”.

Vestida de negro todo el camino junto a una banda de cuatro músicos, tocó los corazones con “Cerca estas”, “Dame tus ojos” y “No hay distancias”.

Pero la emoción se desbordó con “Supe que me amabas”, pues la multitud y Marcela provocaron el efecto de coro celestial al entonarlos a todo pulmón. Marcela continuó la noche a ritmo de “Noche de Paz”, donde aparece por primera vez Lilly Goodman para cantarla a duo.

Su mensaje al público se centró en que las cargas deben ser depositadas en Dios. El público no dejó de cantar con Marcela su mix de éxitos “Tu estas aquí”, (de Jesús Adrian Romero), “Creo en ti”, “En tu hogar”, “Girando hacia ti” y cerró con el saca lágrimas “Un largo viaje” marcando las 9:57 de la noche.

Quince minutos más tarde, hace su entrada la dominicana residente en el extranjero, Lilly Goodman con un torrente de canciones como “Es mucho Más”, “Sin miedo a nada”, “En ti me quedo” y “Guerrero valiente”. Con vestido de cola amarillo y cinco músicos, tuvo en los medley el fuerte de su concierto, “Puede ser”, “Sin dolor”, “Su puedes creer” y “No importa”.

Lilly hace juego con su voz y un poco más relajada se muestra más conversadora, reconoce que se extiende un poco y retoma con su angelical voz a darle más ritmo al ambiente con “Comienza a vivir”, “El Equipaje”, “Yo sin ti”, donde el público hasta improvisó coreografías.