Noticias

En Arabia Saudita Cristiano deja Biblias casa por casa a pesar del riesgo

Un hombre cristiano sabe que la Palabra de Dios es vida, por eso sale por las noches y deja Biblias en cada puerta de las casas, a pesar que puede ser encarcelado por hacerlo.Un hombre cristiano sabe que la Palabra de Dios es vida, por eso sale por las noches y deja una Biblia en cada puerta de las casas, a pesar que puede ser encarcelado por hacerlo.

Dejar Biblias en las casas es una misión peligrosa en Arabia Saudita, donde está estrictamente prohibido evangelizar a los musulmanes. Pero, Baqur, (nombre cambiado por seguridad), se arriesga distribuyendo las Biblias en secreto para que muchos conozcan a Cristo.

Baqur quiere que la gente comience a leer las Escrituras, por eso se dirigió a un pueblo donde nunca estuvo antes y en la oscuridad de la noche y en silencio, dejó una Biblia en la puerta de cada casa, luego oraba a medida que se alejaba del lugar.

Meses después volvió al pueblo y la gente vio que no era del lugar, también reconocieron que era un extranjero. Le preguntaron si él es un musulmán. Él responde que es cristiano… y aquí es donde las cosas se ponen interesantes.

De repente, otro hombre se une a la conversación y comienza a hacerle preguntas sobre una Biblia que encontró en la puerta de su casa. Baqur le pide que traiga la Biblia para poderla ver.

El hombre salió corriendo a  su casa a buscar  su Biblia y rápidamente regresó. Es en ese momento Baqur lleva a cabo su primer estudio del Evangelio. En pocas palabras su estrategia dio resultado.

Baqur agradeció a Dios, al ver a los líderes musulmanes de aquel pueblo, leer la Biblia y entregar sus vidas a Cristo. “Sólo mediante la lectura del Evangelio, los musulmanes encontrar a Jesús”, dijo.

En los últimos años ha bautizado a algunos de ellos, todo en secreto. En Arabia Saudita estos nuevos creyentes no pueden unirse a una iglesia existente, incluso sus familiares no saben que siguen a Cristo, ya que podrían ser despreciados.

Baqur les ayudó a formar pequeños grupos para que reciban clases de discipulado y crezcan en número y en su vida espiritual, recordándoles las palabras de Jesús en Mateo 18:20 “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”.

 

(acontecercristiano)