Noticias

Gobierno de China prohíbe venta de la Biblia en línea

En China no  se están permitiendo la venta de  las biblias en línea mientras el gobierno toma medidas enérgicas contra la forma en que sus ciudadanos practican la religión. Los cristianos temen que una nueva ola de persecución generalizada esté en marcha.

El país comunista siempre ha controlado la venta de la Biblia, pero según CNN, ahora las búsquedas en línea de la “Santa Biblia” no obtienen ningún resultado.

Sarah Cook, analista de investigación de Asia Oriental en Freedom House, dijo a CNN que la prohibición “es un ejemplo importante de cómo la censura de internet se cruza con las restricciones a la libertad religiosa”.

“Los temas y grupos religiosos sensibles están entre los más censurados en China”, dijo. “En nuestra investigación encontramos que las autoridades chinas cada vez usan más métodos de alta tecnología para controlar la religión y castigar a los creyentes, incluida la vigilancia y el arresto de creyentes para compartir información en línea”.

La represión de la Biblia se produce menos de tres meses después de que los funcionarios demolieran la Iglesia Golden Lampstand en la ciudad de Linfen, provincia de Shanxi.

Un mes antes, las autoridades destruyeron una iglesia católica de 20 años en la misma provincia china.

Los cristianos chinos temen que haya una nueva ola de persecución contra ellos. Creen que el gobierno central ordenó la eliminación de más de 1.200 cruces desde lo alto de las iglesias en toda la provincia de Zhejiang entre 2013-2015.

Y más recientemente, los cristianos chinos cuestionaron la repentina muerte del prominente abogado cristiano Li Baiguang. Él había defendido a muchos cristianos y las iglesias no registradas atacadas por el gobierno para su eliminación cruzada o demolición.

En febrero pasado, el abogado de derechos humanos de 49 años murió repentinamente en un hospital militar en Nanjing. La causa de la muerte fue catalogada como cáncer de hígado, pero el presidente de China Aid, Bob Fu, dijo que Li había asistido al Desayuno Nacional de Oración en Washington D.C. pocos días antes de su muerte.

 

 

(mundocristiano)