Noticias

Niños se ven obligados a decidir si están dispuestos a morir por Jesús

ORIENTE MEDIO.- Niños cristianos del Oriente Medio y en otras zonas de conflicto en todo el mundo están sufriendo traumas que “ningún ser humano debe experimentar”, confirmo Puertas Abiertas, uno de los mayores grupos de vigilancia de la persecución religiosa en el mundo.

“La próxima generación de cristianos en Oriente Medio, Asia, Asia Central, en lugares como Irak y Siria, lugares como Kazajstán, Uzbekistán y Afganistán – son jóvenes cristianos  que han pasado por un trauma que ningún ser humano debería tener que vivir”, dijo David Curry de Puertas Abiertas, en un artículo para la agencia Mission Network News.

Vamos a reconstruir y proporcionar un contexto más profundo para estos niños, darles asistencia, darles el cuidado que necesitan para que podamos tener un cuerpo de Cristo fuerte y sano”, añadió. Curry dijo que en muchos ataques terroristas, como el asesinato de nueve cristianos en una iglesia al sur de El Cairo (Egipto) la semana pasada, son los niños quienes más sufren.

“Como adultos, tenemos la capacidad de contextualizar las cosas, incluso en la situación más difícil, pero imagine un niño en esa circunstancia”, resaltó. Recordó la historia de un joven iraquí, llamado Noah. “Su experiencia era como tantos otros, en medio de la noche, fue despertado por sus padres, que le dijeron: ‘El Estado Islámico está viniendo a atacarnos porque somos cristianos’.

Entonces tuvo que dejar todo en su casa, incluso sus juguetes más preciosos, todo, y cuando volvió, todo estaba destruido”, dijo Curry. El CEO de Puertas Abiertas argumentó que muchos niños tienen que tomar decisiones complejas con las que las personas en Occidente no tienen que lidiar.

“Muchas veces, vemos a los niños, como con los que conversé la semana pasada, esos jóvenes de Irak, su fe personal es tan profunda porque ellos tienen que decidir cosas como: ‘¿Estoy dispuesto a morir por Jesús?’, dijo. Otros hijos cristianos son condenados al ostracismo en comunidades donde su fe es una minoría y están siendo forzadas a dejar de seguir a Jesús, añadió Curry. Algunos de los grupos terroristas más mortíferos del mundo, como el Estado islámico, convocaron ataques durante las fiestas de finn de año, independientemente de que los niños estén presentes o no en los lugares marcados.

 

 

(noticiacristiana)