Noticias

Nueva ley disminuirá pena a reos que leen la Biblia

SAO PAULO, BRASIL.- Los reos que lean la Biblia podrán tener sus penas disminuidas, de acuerdo con un proyecto de ley aprobado por la Asamblea Legislativa de San Pablo (Alesp) el pasado día 29 de mayo. El proyecto forma parte de la política de remisión de penas recomendada por el Consejo Nacional de Justicia (CNJ), en la que todos los reos tienen derecho a abreviar su tiempo en la cárcel por medio del trabajo, estudio o lectura.

Cada libro leído posibilita la remisión de cuatro días de pena, con el límite de doce obras por año. Antes de la nueva ley, la Biblia era considerada un solo libro y daría derecho a cuatro días de disminución de la pena como un todo. Ahora, las Escrituras están siendo clasi×cadas como una colección de libros y contarán como una obra literaria separada. “Siendo la Biblia la obra literaria escogida, ésta se divide en 39 libros según el Antiguo Testamento y 27 libros integrantes del Nuevo Testamento, considerando la lectura de cada uno de estos libros como una obra literaria concluida”, explica el proyecto presentado por cuatro diputados estatales del PRB.

El método de evaluación será el mismo aplicado en relación a otros libros: el condenado tendrá que presentar una reseña al respecto y su contenido será evaluado por una comisión. Según la abogada Maíra Zapater, profesora de Derecho Penal de la FGV-SP, medidas de reducción de la pena son bienvenidas en un ambiente de hacinamiento de los presidios brasileños. “En la práctica, lo que la gente ve son los establecimientos penitenciarios y arreglar más formas de conseguir la remisión de pena. La disminución por trabajo, por ejemplo, nunca fue su×ciente: los presos quieren trabajar, pero no tienen su×ciente trabajo”, dijo ella al diario O Globo.

Adriana Martorelli, presidenta de la comisión de política criminal y penitenciaria de la OAB-SP, explica que en el estado de Sao Paulo hay 10 libros considerados aptos para la remisión de pena. Si el condenado lee otro, debe solicitar la homologación de la Vara de Ejecución Penal para su disminución de la pena.

El proyecto fue inicialmente barrado por el entonces gobernador Geraldo Alckmin (PSDB), pues consideró que la obligación sobre la regulación de la remisión de la pena por lectura cabría a la esfera federal y no a la estatal.
Según el ex gobernador, 165 de las 168 unidades penitentes ya cuentan con salas de lectura para que los presos tengan acceso a la remisión de la pena. “En razón del trabajo desarrollado por la Secretaría de la Administración Penitenciaria, 1.035 presos fueron bene×ciados con la remisión de pena por la lectura en el año 2016, según datos revelados por los Grupos Regionales deAcciones de Trabajo y Educación – GRATEs vinculados a la Cartera”, afirmó Alckmin.

Noticias Cristianas.com